Colonias Felinas Urbanas

cartel colonia protegida por APROVA en puerto deportivo Getxo (Bizkaia)

CONTROL DE COLONIAS FELINAS MEDIANTE EL PLAN DE ESTERILIZACIÓN

Un gato callejero es un gato que ha regresado a un cierto grado de estado salvaje. Tales gatos, provenientes de gatos domésticos, se han perdido o se han abandonado, han aprendido a vivir al aire libre o en inmuebles tales como almacenes, fábricas, edificios abandonados, graneros, patios de comunidades de vecinos, y parques.
Se adaptan tanto a las áreas urbanas como a las rurales, estableciéndose en callejones, estacionamientos de autos, y embarcaderos, tan sólo por nombrar algunos lugares.

En la mayoría de los casos, los gatos callejeros no son totalmente salvajes porque todavía dependen de la gente para su alimentación, lo mismo si la fuente es un cuidador de gatos que se le acerca una o dos veces al día, que un contenedor fuera de un restaurante, latas de basura o similares.
Relativamente pocos gatos callejeros subsisten solamente de la caza. Hasta ahora los gatos rescatados de la calle y llevados a las protectoras responsables, son difíciles de dar en adopción, las instalaciones no son las adecuadas para ellos y casi siempre acaban eutanasiados.
Otro métido adoptado a menudo en situaciones particulares es intentar hacer que huyan privándoles de alimento. La creencia es que los gatos buscarán otra fuente de alimento. De hecho, privar a gatos del alimento tiene a menudo el efecto opuesto, justamente se acercan más, los gatos son extremadamente territoriales, y su naturaleza les impide vagar, más bien que ir a buscar alimento a otra parte, invadirán aún más las casas dentro de su territorio en la búsqueda de sustento. Privar a los gatos de alimento es también obviamente cruel, pues puede resultar la muerte por inanición.

VENTAJAS DEL CONTROL Y ESTERILIZACIÓN DE LOS GATOS CALLEJEROS

El procedimiento capturar-esterilizar-soltar, es el único método que ha demostrado ser eficaz para controlar el crecimiento de la población de gatos callejeros, este método implica atrapar a todos o a la mayoría de los gatos de una colonia, marcarlos con un corte
en la oreja para identificarlos como estériles, se les provee de alimento, refugio y supervisión por quienes voluntariamente se hacen cargo de estas
tareas: los cuidadores; quienes además monitorean si llega algún gato nuevo.
Siempre que sea posible, los gatos suficientemente jóvenes, para que se socialicen, así como los gatos adultos amistosos, se ofrecen en adopción.

Esta técnica estabiliza inmediatamente el tamaño de la colonia, si por lo menos se esteriliza el 70% de los adultos fértiles. Una esterlización cercana al 100% dará lugar a una declinación gradual de la población en un cierto plazo. Además, el fastidioso comportamiento asociado frecuentemente a los gatos callejeros, se reduce dramaticamente; esto comprende maullidos, escandalos de peleas y del acoplamiento, así como el olor de los machos fecundos, quienes marcan su territorio rociando. También los gatos estériles tienden a vagar menos y por ello son menos visibles, sin embargo, continúan proporcionando un control natural de los roedores, ventaja particularmente valiosa en áreas urbanas.

ORGANIZACIÓN DEL PROYECTO

Reunión de responsables de la administración, veterinarios y miembros de la asociación. Una vez aprobado el proyecto, queda establecer un convenio de colaboración con obligaciones y actuaciones concretas.

FASES

  • INFORMACIÓN Y DIVULGACIÓN

Toda actuación de este tipo está abocada al fracaso, si aquellas personas afectadas no reciben la suficiente información. estas deberán conocer las ventajas que puede aportar a la comunidad, un grupo de gatos sanos, integrados en la zona; los beneficios que recibirán teniéndoles como ecinos y las satisfacciones que proporciona sentirse plenamente europeos modélicos cuando se ofrece un trato adecuado a nuestros animales de compañía. Con los datos recogidos, se informará a las comunidades de vecinos, a los comerciantes y demás personas que pudieran resultar afectadas, sobre la necesidad y ventajas de la intervención ofreciendo todos los detalles que sobre ella soliciten.
Igualmente se requerirá su colaboración, activa o pasiva previa o futura. Se organizarán charlas, mesas informativas, y animaciones socioculturales que contribuyan a difundir claramente los buenos sentimientos hacia los animales y a resumir la mejor forma de actuar para tener un buen trato con la colonia gatuna, fundamentalmente entre la población infantil del barrio, explicando en cada momento los trabajos realizados y como puede comportarse cada uno. De todas estas personas seleccionaremos a los que más contacto tengan con los animales, para aleccionarlos sobre como deberán actuar en el futuro, resaltando la necesidad de cambiar la alimentación basada en despojos, por pienso compuesto y de informar sobre la presencia de nuevos animales o de cualquier otra incidencia que fuera necesario resolver.
Se realizará una labor de sensibilización que apoyaremos con diversos materiales, especialmente folletos y carteles, incluso se podría pedir la colaboración de los medios de comunicación: radio, prensa o televisión, para informar a la ciudadanía debidamente.

  • PLANIFICACIÓN DEL PROYECTO

Mediante un plano del municipio, se localizan geograficamente todas las colonias, subdividiendo la población por zonas o barrios. Se hace un cálculo aproximado del número de gatos en cada colonia y si su presencia corre un mayor riesgo de supervivencia debido a su proximidad con los vecinos.
Después de haber llegado a un acuerdo con las clínicas veterinarias que van a colaborar en este proyecto, estando aceptado y respaldado por la comunidad de vecinos, se dará comienzo a la recogida de los gatos para llevarlos a las clínicas y mientras se procede a la valoración de su salud, desparasitación, vacunación contra las enfermedades más graves propias de la especie, esterilización, identificación mediante un corte en la oreja que facilite el reconocimiento a simple vista que ya están esterilizados.

  • RECOGIDA

Una vez calculado el número de esterilizaciones que es necesario realizar, establecer una previsión de presupuesto y del equipo que será necesario para la buena marcha de la campaña; nº de jaulas-trampa de propiedad, alquiladas o prestadas, transportines, linternas, guantes, ropa adecuada, botiquín, prismáticos, comida de cebo, mantitas y vehículo para el traslado. La captura de animales deberá hacerse lo más rápidamente posible, sin que la recogida de los primeros alerte a los siguientes. Para ello, comenzaremos por aquellos gatos que pacíficamente se dejen coger por las personas que habitualmente mantienen un contacto directo con ellos. A continuación e colocarán las trampas adecuadas para cada situación, con el fin de atrapar a los que son un poco más ariscos y no han podido ser cogidos “a mano”.

Una vez recogidos, estos animales se trasladarán a las dependencias habilitadas para su estancia en las clínicas de los veterinarios colaboradores. Los cotalogados con un grado de sociabilidad aceptable, podrán pasar a disposición de familias voluntarias para que en sus hogartes finalicen su domesticación y poder ser dados en adopción posteriormente.

  • INTERVENCION Y CUSTODIA

El mantenimiento de los gatos en unas instalaciones adecuadas, nunca será por un tiempo inferior al necesario para asegurarnos de la perfecta salud del animal. en este tiempo, se realizarán todas las pruebas necesarias para su diagnóstico correcto. Aquellos animales que no superen un mínimo de salud aceptable y siempre según criterio veterinario, serán eutanasiados con toda las gartantías que eviten el dolor o el sufrimiento innecesario. En ningún caso se sacrificarán animales que aún estando enfermos puedan superar esta situación con los tratamientos necesarios. El resto de los animales serán aseados, tratados, vacunados y esterilizados utilizando las técnicas que faciliten el post-operatorio y una recuperación lo más rápida posible.

A todos los animales intervenidos que no sea posible su adopción, se les realizará la marca en la oreja practicado durante la operación y aprovechando la anestesia. A todos estos animales se les abrirá una ficha con su nº de identificación y nombre y lugar de la colonia donde se les ubicarán.

  • SALIDA

Si no hay complicaciones después de la cirugía, exceptuando los gatos dados en adopción, los gatos deben ser soltados después de 48 horas, siempre que su estado de salud lo permita, en el mismo lugar donde se atraparon. Los gatos son muy territoriales, y relocalizarlos es un proceso difícil que requiere un tiempo de confinamiento en el territorio nuevo. Si no se devuelven al lugar donde se les capturó, los gatos se perderán.

  • ACONDICIONAMIENTO Y SUPERVISIÓN

Al mismo tiempo que se realizan las operaciones y tratamientos necesarios en los animales, se procederá si fuese necesario, al acondicionamiento del lugar donde reside la colonia, se retirarán los utensilios, restos de comida, heces y cualquier otro desperdicio o basuras producidas por los animales o las personas a consecuencia del mantenimiento de la colonia. La limpieza terminará si fuere necesario mediante un tratamiento con productos fitosanitarios que se ajusten a las necesidades para una correcta higiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>